Ser maquillador profesional: consejos para triunfar

ser maquillador profesional-unsplash

Formación, puesta en marcha, ganancias y mucho más: lo que hay que saber para ser maquillador profesional. ¿Llevas tiempo pensando en ser maquillador profesional y no estás seguro de si esta profesión es realmente adecuada para ti?

Hemos recopilado algunas de las preguntas más importantes sobre el tema. Sigue leyendo para saber si necesitas formación para ser maquillador profesional, qué debes saber sobre la diferencia entre maquilladores y esteticistas y qué debes tener en cuenta para tener éxito como maquillador. Vayamos al grano… o más bien deberíamos decir: ¿vamos a maquillarnos?

Nuestros consejos para ser maquillador profesional y trabajar con éxito

  1. Ser maquillador profesional: Algunos datos sobre este trabajo
  2. Formación para ser un maquillador profesional: ¿sí o no?
  3. Maquillador profesional o esteticista ¿cuál es la diferencia?
  4. Económicamente, ¿merece la pena trabajar como maquillador profesional?
  5. Trabajar como maquillador
  6. Consejos para tu trabajo diario como maquillador profesional
ser maquillador profesional- unsplash

Ser maquillador profesional: algunos datos sobre este trabajo

El entorno tiene buena pinta: En estos momentos se está gastando mucho dinero en la industria de la belleza. Hay numerosos influencers que saben aprovechar las redes sociales como TikTok, Instagram y compañía para dar mucha importancia al tema de la moda y la cosmética. Por lo tanto, el sector está en auge, y es posible que te preguntes si merece la pena ser maquillador profesional y trabajar como tal.

 ¿En qué ámbitos se puede trabajar como maquillador? Bueno, los ámbitos de aplicación son muy diversos. Por un lado, está la propia industria de la moda, que se reinventa constantemente. Con una sólida posición, te contratarán con tus habilidades para desfiles de moda o sesiones fotográficas para revistas de moda.

El mundo del cine y la televisión también se nutre de la chispa de los maquilladores creativos. Y los maquilladores profesionales también están muy solicitados en los grandes escenarios teatrales.

Pero no sólo las producciones profesionales requieren maquilladores. También se demandan profesionales del visagismo en peluquería cuando se trata de brillar en ocasiones especiales. Un ejemplo clásico sería el maquillaje para bodas y eventos. Pero a los fotógrafos también les gusta contratar a un maquillador creativo para sesiones individuales fuera de lo común.

La posibilidad de triunfar como maquillador depende de tu estilo y de tu capacidad para crear looks y tendencias de moda. Y, por supuesto, de lo bien que sepas venderte. ¿Puede cualquiera ser maquillador profesional?

Formación para ser un maquillador profesional: ¿sí o no?

Por supuesto, la formación tiene sentido: por un lado, para poner la famosa guinda al pastel en términos de conocimientos. Por otro, para establecer contactos para más adelante.

La profesión de maquillador suele basarse en una formación previa, por ejemplo, como esteticista o estilista. Hay academias y centros donde formarse para ser maquillador profesional. No es lo mismo especializarse como maquillador profesional en novias que en caracterización de personajes de cine, por ejemplo. La formación siempre es importante y marca la diferencia entre los profesionales del sector.

Si necesitas un TPV puedes elegir mejor si usas nuestro comparador de sistemas de punto de venta ¡Fácil y gratuito!

Maquillador profesional o esteticista ¿cuál es la diferencia?

¿Dónde está la línea divisoria entre maquillador y esteticista? ¿es lo mismo? La diferencia entre maquilladores y esteticistas existe. Mientras que los primeros sólo se ocupan de los tratamientos, digamos decorativos, del rostro, las esteticistas son responsables del cuidado de todo el cuerpo.

Pero volviendo a la diferencia entre maquilladores y esteticistas: ser maquillador profesional tiene, sin duda, un margen de ingresos diferente y puedes ganar mucho más de lo que crees si eres bueno.

Económicamente, ¿merece la pena trabajar como maquillador profesional?

La cuestión de los ingresos preocupa probablemente a todos los que se plantean ser maquilladores profesionales autónomos. Y sí, hay que plantearse si merece la pena.

Como suele ocurrir, no hay una respuesta clara: depende. Sobre todo, al principio, trabajarás con tarifas más económicas, como todo el mundo. Cuanta más experiencia tengas, mejores serán los clientes… y entonces también será posible subir tus precios y ganar más dinero. Por supuesto, siempre depende de para quién trabajes y de la reputación que hayas conseguido.

Esta profesión tiene mucho que ver con la singularidad, es decir, con tu capacidad para destacar entre la multitud. También puedes ganar buenos honorarios diarios si tienes clientes satisfechos. ¿Cuánto se puede ganar como maquillador si consigues un buen trabajo?

Un buen maquillador puede cobrar fácilmente varios cientos de euros al día. ¿Te parece bien? No olvides que, como autónomo, también tienes que tener en cuenta los gastos de tus traslados y las cuotas de la seguridad social para poder ejercer. Así que no puedes esperar cobrar todos los días los honorarios de un gran trabajo. Y la captación de clientes también lleva su tiempo, aunque puedes tener en cuenta algunos trucos para atraer clientes que se sabe que funcionan.

ser maquillador profesional- unsplash

Trabajar como maquillador

Independientemente de lo «grande» que te plantees la puesta en marcha, siempre hay que elaborar un plan de empresa o de negocio. Tradicionalmente, esto incluye también un análisis de la zona donde quieres trabajar y la competencia. En el caso de ser maquillador profesional, sin embargo, tu zona de actuación o los clientes que acudan a tu centro de belleza importa. Es importante que elabores un plan de cómo vas a trabajar, si yendo a un domicilio particular, colaborando con un centro de manicura (por ejemplo) o con tu propio centro de maquillaje.

Y, por supuesto, debes tener una idea de antemano del volumen de negocio previsto y de las actividades de marketing (es una de las partes de un plan de negocio). Después, es hora de hacer contactos y establecer redes. Asegúrate de crear una base de clientes y una red de contactos, sobre todo de tu propio sector. El mejor ejemplo son los maquilladores contratados para sesiones de rodajes de películas.

¿Necesitas ayuda para elegir un sistema de caja? ¡Usa ya nuestro comparador de cajas registradoras!

Consejos para tu trabajo diario como maquillador profesional

¿Resulta rentable como maquillador confiar en la publicidad además de en las recomendaciones? Bueno, no conseguirás mucho en el ámbito del marketing tradicional. Sin embargo, no hay duda de que deberías tener tu propio sitio web y estar presente en las redes sociales para empresas, ya que los grupos destinatarios suelen ser muy activos. Hacer publicidad en Facebook Ads o mostrar lo que puedes hacer con el maquillaje en Pinterest o Instagram puede hacer crecer tu negocio y es una manera de conseguir clientes. También merece la pena invertir en fotos profesionales que muestren tu arte con destreza.

Otro consejo: si tienes muchos clientes privados que te contratan para eventos como bodas, también deberías poder crear e imprimir una factura de forma rápida y sencilla cuando estés trabajando fuera. Con un sistema TPV portátil como helloCash, estarás en el lado seguro, también en lo que respecta a la Agencia Tributaria.

Sombra aquí, sombra allá

Ser maquillador profesional el sueño de muchos, y es posible. Si persigues tu objetivo con constancia, tendrás éxito. ¡Te echamos una mano con nuestro comparador de cajas registradoras!

Se advierte de forma expresa que este artículo no sustituye al asesoramiento jurídico (fiscal).

¡No pierdas más tiempo, encuentra tu solución perfecta ahora con nuestro comparador!

Otros artículos de interés